Economía

Biden viajó al lugar de nacimiento para promover agenda de gastos

“¿Que estamos haciendo?”, dijo un Biden claramente frustrado. El mandadtario habló en el Electric City Trolley Museum de Scranton después de varios días de reuniones a puertas cerradas en la Casa Blanca con los opositores de su partido

Los proyectos de ley de infraestructura y gasto social están estancados en el Congreso debido al desacuerdo entre los legisladores de su Partido Demócrata.

SCRANTON, PENNSYLVANIA, EE. UU. —  El presidente Joe Biden regresó el miércoles a su lugar de nacimiento de Scranton, Pensilvania, utilizando la ciudad que alguna vez fue próspera y ahora enfrenta dificultades, para argumentar que la competitividad global de Estados Unidos depende de su infraestructura asediada y sus proyectos de ley de gasto social.

Los proyectos de ley están estancados en el Congreso debido al desacuerdo entre los legisladores de su Partido Demócrata.

“¿Que estamos haciendo?”, dijo un Biden claramente frustrado. El mandadtario habló en el Electric City Trolley Museum de Scranton después de varios días de reuniones a puertas cerradas en la Casa Blanca con los opositores de su partido.

Scranton se ganó su apodo de “Ciudad Eléctrica” como el hogar de una de las primeras líneas de tranvías eléctricos del país a fines de la década de 1880. Pero la ciudad entró en un grave declive industrial después de la Segunda Guerra Mundial, una trayectoria que, según Biden, también podría ser el futuro de Estados Unidos.

Durante la mayor parte del siglo XX, lideramos el mundo por un margen significativo”, dijo Biden. “Debido a que invertimos en nuestra gente, invertimos en nosotros mismos, no solo en nuestras calles, carreteras y puentes, sino en nuestra gente y nuestras familias. No solo construimos un sistema de carreteras interestatales, construimos una carretera hacia el cielo, hacia el espacio exterior”.

El presidente de EE. UU., Joe Biden, recibe un letrero con el nombre de la calle Biden Street después de pronunciar comentarios sobre la legislación de infraestructura en el Electric City Trolley Museum en Scranton, Pensilvania, EE. UU., 20 de octubre de 2021. REUTERS / Jonathan Ernst

Ventaja competitiva Si bien ambas son prioridades legislativas nacionales, Biden a menudo promociona la infraestructura y los proyectos de ley de gasto social, que incluyen disposiciones para la mitigación del cambio climático, en el contexto de mantener la ventaja competitiva global de Estados Unidos. Se centró en cómo las disposiciones de la legislación permitirían al país competir mejor con China, que ya tiene al menos 35.405 kilómetros de trenes de alta velocidad y planea duplicarlos para 2035.

“Te das cuenta de que los chinos están construyendo ahora otra línea ferroviaria de alta velocidad que llegará a 300 millas por hora”, dijo Biden. “Dices, ‘¿qué diferencia hace eso, Biden?’. Bueno, ¿adivina qué? si puedes subirte a un tren e ir de aquí a Washington mucho más rápido que en un automóvil, tomas un tren. … Sacaremos literalmente millones de automóviles de la carretera, ahorrando decenas de millones de barriles de petróleo”.

Jason Grumet, presidente del Bipartisan Policy Center, una institución de investigación en Washington, señaló que estos proyectos de ley, que según los proponentes están destinados a beneficiar directamente a los estadounidenses, también son necesarios si Estados Unidos quiere mantener su ventaja global.

Según el Foro Económico Mundial, Estados Unidos está detrás de Brasil, China, India y México en energía limpia e infraestructura de comunicaciones avanzada.

“El plan de infraestructura bipartidista crea la base necesaria para que Estados Unidos logre sus objetivos económicos y ambientales”, dijo Grumet. “Simplemente no podemos construir una economía moderna limpia sobre sistemas obsoletos y degradados. … En pocas palabras, la infraestructura moderna es la clave para enfrentar el cambio climático y fortalecer la economía de Estados Unidos“.

Durante una visita a Hartford, Connecticut, la semana pasada, Biden presionó por su proyecto de ley de gasto social, que incluye más inversión gubernamental en el cuidado infantil.

“¿Cómo podemos competir en el mundo si millones de padres estadounidenses, especialmente las mamás, no pueden ser parte de la fuerza laboral porque no pueden pagar el costo del cuidado de niños o ancianos?”, preguntó en un centro de desarrollo infantil.

Precio más bajo El martes, con la esperanza de llegar a un compromiso, Biden recibió a miembros moderados y progresistas de su partido en la Casa Blanca. Para asegurar el apoyo de los demócratas moderados, es probable que la línea superior del proyecto de ley termine entre 1,9 billones y 2,2 billones de dólares, por debajo del plan original de Biden de 3,5 billones de dólares fuertemente apoyado por los progresistas.

Biden necesita los votos de los 50 demócratas para aprobar el proyecto de ley en el Senado en un procedimiento presupuestario conocido como reconciliación, pero los senadores demócratas moderados Joe Manchin y Kyrsten Sinema dicen que el precio es demasiado alto.

Esta fue la primera vez que Biden regresó a Scranton desde que asumió el cargo. Como candidato presidencial, eligió su ciudad natal de 550.000 habitantes para promover la idea de “Scranton contra Wall Street”, y prometió que su administración trasladaría la ventaja económica de los inversionistas adinerados a los estadounidenses promedio.

[ Parte de la información para este informe provino de Reuters. ]

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook , Twitter e Instagram .