Política

Breaking Trending | Distopía peruana

Rocio Higuera, Periodista Rocio Higuera
Momento en que una furgoneta choca y sus pasajeros salen despedidos en una autopista de Tailandia

Ya van como 35 miembros de “La resistencia” fusilados por los comunistas desde que Vizcarra decidiera no convocar a elecciones, sin contar a los centenares de extrabajadores del Congreso que se encuentran en el altiplano realizando trabajos forzados. La CIDH , ahora en control del fiscal Pérez, mutis con sus hermanos caviares

Lo advertimos. Hace tres años, el 14 de enero del 2020, cuando el TC respaldó el golpe de Estado, fue el inicio del fin de la república peruana y de la libertad. Los rojos caviares proterrucos ya habían tomado el TC.

Los exmagistrados Blume, Sardón y Ferrero son nuestros nuevos héroes. Más aún ahora que el dictador moqueguano los mantiene presos en las mazmorras palaciegas, junto con valientes líderes de lo que fue la oposición como Rosa Bartra , Héctor Becerril o Martha Chávez y una pléyade de candidatos y expresidentes.

Ya van como 35 miembros de “La resistencia” fusilados por los comunistas desde que Vizcarra decidiera no convocar a elecciones, sin contar a los centenares de extrabajadores del Congreso que se encuentran en el altiplano realizando trabajos forzados. La CIDH , ahora en control del fiscal Pérez, mutis con sus hermanos caviares.

Más bien ha respaldado la excarcelación masiva de terroristas decretada por el dictador. Odebrecht ha vuelto y gana todas las licitaciones. No hay prensa libre. Sí, la brisa bolivariana fue un huracán. El enfoque de género ha convertido en Sodoma y Gomorra a nuestras ciudades. Cipriani también está preso y lo tildan de loco.

Nuestros adolescentes están practicando sexo anal de manera compulsiva. Las jóvenes peruanas se han enviciado con navajas y tornillos. La humanidad está en peligro de extinción y el Perú comunista, apéndice de Cuba, está contribuyendo a ello. La población peruana ya no se reproduce vigorosamente.

La creciente homosexualización de nuestra juventud ha causado estragos en la tasa de natalidad. Las familias naturales están desapareciendo y, como si fuera poco, hay cada vez más mujeres solteras. Las iglesias y los templos están amenazados por las boinas rojas del feminazismo . Son mis últimas líneas, ya no puedo seguir escribiendo desde mi refugio clandestino en esta villa comunitaria.