Negocios

Abogada de Weinstein lo defiende: “No es violador”

Nueva York .— Una abogada de Harvey Weinstein dice que su cliente no está libre de pecado, pero que tampoco es “un violador”.

Donna Rotunno señaló ayer en el programa de televisión CBS This morning que confía encarecidamente en que la evidencia exonerará al magnate del cine de cualquier delito penal.

Weinstein tiene previsto ir a juicio en enero, acusado de violar a una mujer en su cuarto de hotel en Manhattan en 2013 y de realizarle sexo oral por la fuerza a otra en 2006.

El productor rechaza cualquier acusación de sexo no consensual.

El juicio se realizará contra el trasfondo del movimiento #MeToo, que fue alimentado por docenas de denuncias de violencia sexual contra Weinstein.

“No estoy aquí para decir que él no es culpable de pecados”, dijo Rotunno.

Sin embargo “no creo que sea un violador. Creo que de muchas maneras hay cosas buenas sobre #MeToo”, agregó la abogada.

Pero el movimiento de empoderamiento “le permite a la corte de la opinión pública dominar la narrativa” de una manera que no puede ser corregida o desafiada, lo cual puede resultar en que los acusadores sean “despojados de sus derechos”.

“Realmente se trata de asegurar que estos asuntos no empañen nuestra capacidad de seleccionar un jurado justo”, señaló.

Independientemente de lo que suceda en el juicio, dijo, Weinstein “pagará el máximo precio” porque su vida está arruinada.

Documento revelador . Un nuevo libro de las periodistas del New York Times que destaparon las acusaciones de conducta sexual inapropiada contra Harvey Weinstein revela las identidades de algunos de los informantes que contribuyeron con su investigación e incluye nuevos detalles sobre los intentos del magnate del cine por convencer al diario de que no publicara la historia.

She said, de Jodi Kantor y Megan Twohey, detalla cómo Weinstein y un equipo de abogados que incluía a una rara aliada, la abogada feminista Lisa Bloom, trataron de convencer a las reporteras de que las acusadoras, que incluían a las actrices Ashley Judd y Rose McGowan, eran poco fiables y psicológicamente inestables.

El libro, publicado la semana pasada por Penguin Press, incluye una copia de un memorándum confidencial que Bloom le escribió a Weinstein en diciembre de 2016 diciéndole que estaba “equipada para ayudarte contra las Roses del mundo, porque yo he representado a muchas de ellas”.

“Al principio parecen mujeres impresionantes y audaces, pero cuanto más uno presiona por evidencias, las flaquezas y mentiras se revelan”, escribió Bloom, quien ha representado a mujeres que acusaron de violencia sexual al comediante Bill Cosby, al expresentador de Fox News Bill O’Reilly y al presidente Donald Trump.

La abogada Lisa Bloom también sugirió que plantaran artículos que pintaran a McGowan como “trastornada”.