Deportes

Breaking Trending | Ejecutivo se lava las manos por jale de Ponce, pero críticas arrecian

Paco Alcácer marca un doblete y hace una asistencia en la 'manita' del Dortmund

Una lluvia de críticas recibió ayer la agrupación Peruanos por el Kambio (PPK), luego de que la congresista  Yesenia Ponce , exlegisladora de Fuerza Popular seriamente cuestionada por mentir en su hoja de vida, se incorporase a su filas.El oficialismo optó por esta incorporación tras la renuncia de Carlos Bruce, Ana Choquehuanca y Mercedes Aráoz, lo cual evitó su desintegración como bancada. Ponce fue suspendida 120 días en el Parlamento por mentir en su hoja de vida y, actualmente, el pleno tiene pendiente la discusión de un informe de la Comisión de Ética que recomienda otra sanción en su contra por 60 días. 

Inconformes Ayer, muy temprano, el premier Salvador del Solar precisó que la incorporación de Ponce al oficialismo es una decisión parlamentaria en la que no ha tenido competencia el Ejecutivo. “Nosotros como Gobierno no estamos contentos con esta decisión de la bancada de haber incorporado a la señora Ponce. No nos parece (…). No respaldamos esa decisión”, expresó. Añadió que la presencia de la exfujimorista en la bancada del oficialismo “no es consistente con la postura de Gobierno en la lucha contra la corrupción”. Del Solar afirmó que la decisión de los pepekausas tuvo como contexto que solo faltaban dos horas para el cierre de la composición de las comisiones en el Parlamento. “Creemos que se trata de una decisión desesperada de los que quedaban en la bancada (…). No respaldamos la decisión en desesperación que tomó la bancada”, aseveró el premier.

Más voces De igual forma, legisladores de diversas bancadas se unieron a las críticas al oficialismo. Para Yonhy Lescano (Acción Popular), la presencia de Ponce en PPK muestra una debilidad del Ejecutivo, en el marco de una decisión para no perder la presidencia de la Comisión de Economía. “Eso demuestra que este Congreso está en una severa crisis”, destacó. 

Por su parte, Víctor Andrés García Belaunde calificó como “la Juana de Arco del oficialismo” a Ponce y señaló que ha salvado la vida de la bancada de PPK. Desde la óptica de Richard Arce (Nuevo Perú), la incursión de la exfujimorista en el Ejecutivo solo generará una mala imagen al presidente Martín Vizcarra y a su posición de lucha contra la corrupción. “Ponce es una persona muy cuestionada”, acotó. 

En tanto, Juan Sheput lamentó que el premier Del Solar intentara negar que no conocía de la presencia de Ponce, el último jueves, en la bancada oficialista.”El problema de credibilidad se ahonda con ese tipo de negaciones. Permanentemente se comenta en el Parlamento que Yesenia Ponce es una visitante de Palacio de Gobierno“, afirmó. Desde el otro lado de la mesa, el legislador pepekausa Sergio Dávila defendió la decisión de la bancada y sostuvo que la permanencia de Ponce no está en discusión en el oficialismo. 

“(Su salida) alteraría todo, pero sí creo que amerita una explicación y una reunión con el primer ministro”, precisó sobre las declaraciones de Del Solar. Su compañero Clemente Flores, portavoz de PPK, sostuvo que la incorporación de Ponce no fue una decisión desesperada. “Ella ya había tenido anteriormente coordinaciones con la bancada y teníamos que analizar esa posibilidad; también había otros colegas que querían incorporarse en algún momento”, destacó. 

División En ese contexto, el premier Del Solar también se refirió al otro hecho relevante que remeció la política el fin de semana: las renuncias de Aráoz, Bruce y Choquehuanca a la bancada oficialista.Así, Del Solar cuestionó a Aráoz y señaló que tenía el interés de presidir la Comisión de Economía del Congreso. “¿Qué hubiera pasado si la vicepresidenta de la República (Aráoz) hubiera estado en la Comisión de Economía?, ¿habría renunciado a la bancada porque había elementos antidemocráticos? Me parece que no”, declaró.

Lamentó que la decisión de Aráoz haya ocurrido recién y no antes, en un momento específico. “Creo que tiene algo que ver con la relación que ha tenido con el resto de la bancada (…). Tengo un gran aprecio por la vicepresidenta, pero podemos tener discrepancias; en este momento, las tenemos, y muy serias”, declaró. Aráoz se defendió. 

Afirmó que los desencuentros políticos son democráticos y ello no significa que donde haya coincidencia no se pueda seguir trabajando. “No encuentro cuál es el problema de que si hubiésemos tenido diferencias en algunos puntos de vista, no podamos seguir conversando y buscando salidas a esta crisis política que es real”, sostuvo sobre su relación con el Ejecutivo.

Por ello, añadió que seguirá colaborando con la gestión de políticas públicas del presidente Martín Vizcarra. “No soy miembro de la Comisión de Constitución, pero iba para colaborar con las reformas políticas y que se hicieran”, sostuvo. Sobre el caso de Yesenia Ponce, indicó que jamás hubiese aceptado su ingreso a la bancada.